Blogia
Poesía griega

MELEAGRO DE GÁDARA

EL ALEGRE Y TERRIBLE DIOS DEL AMOR, HIJO DE AFRODITA

 

¡Terrible, terrible Eros es! Pero ¿a qué andar diciendo,

entre mil gemidos, que es Eros terrible?

Rió el niño con ello y así, cuanto más se le injuria,

más goza y se crece con mis vituperios.

Un enigma es, ¡oh Cipris!, que tú, la nacida del glauco

oleaje del mar, fuego hayas parido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres