Blogia
Poesía griega

MELEAGRO DE GÁDARA

EL ALEGRE Y TERRIBLE DIOS DEL AMOR, HIJO DE AFRODITA

 

¡Terrible, terrible Eros es! Pero ¿a qué andar diciendo,

entre mil gemidos, que es Eros terrible?

Rió el niño con ello y así, cuanto más se le injuria,

más goza y se crece con mis vituperios.

Un enigma es, ¡oh Cipris!, que tú, la nacida del glauco

oleaje del mar, fuego hayas parido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres